jueves, 8 de noviembre de 2012

Sin zapatillas, por favor

Esta mañana me despertaba con varios tweets que rezaban lo siguiente: "zapatillas para Yoga" 
Mi respuesta ha sido: "pero, ¿qué coño? ¿estamos locos o qué?
A ver, lo de las zapatillas ya lo había visto antes, así que de novedad, nada de nada. Pero el tema de calzarse, aunque sea con calcetines en una sesión de Yoga, es algo así como,... 
las sandalias con calcetines. 
Inútil a la vez que desaconsejable

¿Por qué es aconsejable y, en última instancia, imprescindible ir descalzo a una clase de Yoga?

En primer lugar, porque activamos los músculos estabilizadores de forma natural, además de ejercitar y fortalecer los pilares de nuestro cuerpo: flexores, abductores y extensores de los pies.
De hecho, hay ejercicios maravillosos para mejorar el puente del pie, así como aliviar sus problemas.

Segunda razón: hay asanas que son imposibles realizar con calzado y si aún así decidimos efectuarlas, el rendimiento no será del cien por cien.
Tercera razón: durante toda nuestra jornada, vamos calzados. Disfruta de la libertad y las sensaciones de ejercitar desde el tobillo hasta los dedos de los pies, pasando por talones.

Y por supuesto, no olvidar nunca que el Yoga, aunque no lo sea del todo, es casi disciplina deportiva pero sobre todo, es espiritual y debemos contactar con nosotr@s mism@s y con el Universo en general. 
Para ello debemos tocar tierra y sentirla bajo nuestras plantas.
Y sino, para eso tenemos pilates y tal,...
Anyway,  ya mencionamos hace tiempo los beneficios de realizar deporte descalz@s


Photos: Cabecera @vanidad, Vicent Bolletta & Yoga Archives

2 comentarios:

Anita Patata Frita dijo...

No entiendo nada de yoga pero tu explicación es más válida que una marca que saca un producto nuevo (todo envuelto en mk y necesidades innecesarias)

Mad Enkar dijo...

Chorradas de la Carlota, Patatita mía.
Ganas de coger y hacer una clase 2.0 de Yoga #sevaacagarlaperra